Proyecto de cotización de independientes elevará retención de impuesto: ¿Cómo afecta a los emprendedores?

El pasado lunes 13 de agosto, el Gobierno ingresó el proyecto de ley que aplica gradualidad en la obligación de cotización que tendrán los trabajadores independientes. La propuesta busca reemplazar a la actual legislación que obliga a cotizar a los trabajadores a honorarios por la totalidad de su renta imponible a partir de 2018.

 

El texto legal vigente indica que los independientes que no realizan su cotización de forma mensual, se les descontará de su devolución de impuestos en la Operación Renta 2019. El 10% de retención de impuestos no se devolvería como se hacía, por lo que dicho monto se destinaría a cubrir salud, pensiones y accidentes de trabajo.

 

En “Mujeres Emprendedoras” sabemos que quienes se dedican al emprendimiento funcionan como independientes o trabajan con empleados de este tipo, por lo que te entregaremos a continuación los principales cambios que trae la iniciativa del Ejecutivo para que te hagas una idea propia acerca de lo que se propone.

 

Primero, hay que establecer el número de trabajadores independientes existentes en el país. De acuerdo con la encuesta nacional de empleo del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) dada a conocer en el año 2017, la cantidad de personas con un empleo por cuenta propia alcanza cerca de 1,78 millón de personas, para quienes es clave conocer el futuro de la iniciativa.

 

 

Datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) del 2016 revelaron que la tasa de empleo independiente del país, en relación al total de ocupados, se ubicó en 26,5% el año pasado, el cuarto nivel más alto del bloque después de México, Turquía y Grecia. Lo que implica que este cambio afectaría a más de un cuarto de la fuerza laboral.

 

La idea de la iniciativa legal es que se aplique una gradualidad de 10 años a la cotización de independientes, no solo para cubrir pensiones, sino que también por el Seguro de Invalidez y Sobrevivencia, el Seguro de Accidentes de Trabajo, Salud, y la Ley Sanna, por lo que podrían tener acceso por primera vez a licencias médicas.

 

El proyecto de ley indica que la retención de impuesto aumentará gradualmente 0,75 puntos porcentuales cada año para llegar de 10% a 17% en el año 2027.

 

 

Eso sí, también se propone un periodo de transición, donde el trabajador independiente podrá optar por cotizar sobre una base imponible menor, lo que se podrá establecer en la Declaración Anual de la Renta. Los que escojan esta modalidad cotizarán el 5% de la renta imponible en base al 10% de cotización hasta llegar, en 10 años, a cotizar por el 17% sobre el 100% del ingreso.

 

Esta modalidad permitirá acceder de manera proporcional a los beneficios de seguridad social, pero las personas también tendrán la opción de cotizar inmediatamente por el 17% de su ingreso.

 

El proyecto de ley ha generado críticas, ya que las pensiones son el último ítem que se toma en cuenta en torno a la gradualidad. Es por ello que el presidente de la Asociación de AFP, Andrés Santa Cruz, señaló que “nuevamente las pensiones quedan en el vagón de cola (…) Todo es prioritario, antes que las pensiones de la gente”, consignó La Tercera.

¿Y tú qué opinas?

Tu email no se mostrará.