Informe de la OCDE revela la realidad de las mujeres emprendedoras en áreas relacionadas a la innovación y la tecnología

La brecha de género es un problema que se manifiesta en diversas áreas de la sociedad, incluso en las relacionadas a la innovación y la tecnología.

 

Esto queda de manifiesto en los datos dados a conocer por el estudio de la OCDE “Empowering women in the digital age: Where do we stand?”, el cual revela que el 90% de las nuevas empresas innovadoras que buscan inversiones de capital de riesgo han sido fundadas por hombres.

 

El estudio señala además que las startups creadas por mujeres reciben, en promedio, un 23% menos de financiación y tienen un 30% menos de probabilidades de ser adquiridas o emitir una oferta pública inicial en algún mercado.  Situación que cambia si solo uno de sus socios es una mujer.

 

 

El blog “Universo Abierto” de la biblioteca de Traducción y Documentación de la Universidad de Salamanca recopiló las principales conclusiones del estudio y en “Mujeres Emprendedoras” te las resumiremos a continuación:

 

En la actualidad, existen unos 250 millones menos de mujeres que de hombres en línea. Lo cual se vincula principalmente a lo que sucede en países en vías de desarrollo ubicados en África y en algunas zonas de Asia. Con respecto a los países desarrollados, esto ocurre por la sistemática infrarrepresentación de las mujeres en la información y las tecnologías de la comunicación (TIC), la alta dirección y las carreras académicas.

 

Asimismo, la brecha de género en los campos de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (STEM) aumenta con la edad. Esto se refleja en que las mujeres representan hoy en día sólo el 20% de los titulados superiores en el campo de las TIC, situación que se mantiene a lo largo de su carrera, ya que solo representan el 20% de los puestos de responsabilidad.

 

 

Por otra parte, en los últimos cinco años, casi el 90% de los programas de software de código abierto más utilizados fueron escritos por hombres.

 

Finalmente, como aspectos positivos se pueden señalar que si bien casi el 80% de todas las patentes fueron desarrolladas por hombres, el número de patentes en las que ha figurado al menos una mujer en la lista de patentes ha aumentado más rápidamente que la media de todas las patentes. También cabe considerar que las mujeres que realizan tareas más intensivas en TIC reciben un aumento salarial un 12 % superior al de los hombres.

 

Como se puede observar en estos puntos la mejora en la brecha digital de género depende del trabajo de los gobiernos y las instituciones para lograr medidas y políticas que mejoren la inclusión y promuevan el desarrollo de las mujeres en el entorno digital.

¿Y tú qué opinas?

Tu email no se mostrará.