Proyecto de sala cuna universal avanza en el Parlamento

El pasado miércoles 17 de abril la Comisión de Trabajo del Senado aprobó de manera unánime la idea de legislar el proyecto de Ley de Sala Cuna Universal, normativa que permitirá que aproximadamente unas 233 mil mujeres puedan incorporarse al mundo del trabajo en igualdad de condiciones, por lo que ahora debe ser discutida en ambas cámaras del Congreso.

La iniciativa, que ingresó al Congreso el pasado 8 de agosto y que busca terminar con la discriminación del artículo 203 del Código del Trabajo (que restringe el beneficio de sala cuna solo a aquellas empresas que tengan más de 20 mujeres), promueve la participación femenina en el mercado laboral entregando tranquilidad a los padres y madres trabajadores con financiamiento de un fondo solidario, donde además se incluye a las trabajadoras de casa particular.

 

En la actualidad, la participación laboral femenina alcanza el 49%, con una brecha de 17 puntos porcentuales respecto a los hombres, por lo que con esta futura legislación se busca disminuir las brechas salariales entre mujeres y hombres, aumentar la productividad y el crecimiento del Producto Interno Bruto, con un impacto en productividad, además de permitir que las mujeres cuenten con ingresos propios de manera de aumentar sus oportunidades y la de sus familias.

Este proyecto de ley “busca extender el derecho a sala cuna a todos aquellos padres que tengan el cuidado personal de sus hijos, independiente del tipo de contrato y el tamaño de la empresa a la cual presta servicio. En el caso de los trabajadores dependientes, este beneficio será con cargo al empleador y en el caso de los independientes, estará a cargo de los mismos trabajadores en las cotizaciones previsionales”, aseguró el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg.

En líneas generales, se crea un “Fondo Solidario para Beneficio Social de Educación Parvularia en Nivel de Sala Cuna”, que cubrirá el cuidado de menores de hasta 2 años de edad en base a cotización de cargo del empleador de un 0,1% de las remuneraciones o rentas imponibles, más un aporte permanente del Estado de US$16,26 millones (225.792 UTM), y, en caso de ser insuficiente, el Estado completará la diferencia.

Respecto a las trabajadoras independientes, el beneficio dará cobertura a quienes cumplan los siguientes requisitos: afiliación a sistema previsional; seis o más cotizaciones previsionales de acuerdo a la ley, continuas o discontinuas, dentro de los 12 meses anteriores a la fecha de solicitud acceso al beneficio.

 

Para Johanna Reyes, directora de Mujeres Emprendedoras, esta es una gran noticia ya que “uno de los grandes obstáculos para nosotras al momento de emprender o buscar la independencia a través de un negocio propio son el cuidado de nuestros hijos, es por esa razón que el promedio de edad en que las mujeres emprenden en Chile es cercano a los 40 años, cuando los niños ya están más grandes, por lo que se debe revertir esta situación e incentivar a que las mujeres emprendan más jóvenes”.

En el mismo sentido, Johanna Reyes agrega que “en general se está haciendo un buen trabajo con los emprendedores en nuestro país, pero faltan medidas focalizadas en el segmento femenino como esta, porque la mayoría de quienes buscan emprender son dueñas de casa, dependientes o madres, y necesitan un lugar donde poder dejar a sus hijos. Por tal razón, el llamado a todas las mujeres emprendedoras e independientes a cotizar en el sistema de salud, ya que será la única manera de poder optar al beneficio”.

Para más información visita https://www.gob.cl/salacunauniversal/.

¿Y tú qué opinas?

Tu email no se mostrará.