Sernac detectó que mujeres pueden llegar a pagar 30% más que los hombres en productos similares o de igual función